• Inicio
  • Sobre el autor
  • Sobre el blog
  • Índice
  • Diccionario
  • Entrada aleatoria
  • Suscribirse
9 de septiembre de 2008

Midiendo la Tierra

Sigo aquí. Estos dos meses de parón son debidos a que estaba trabajando y me daba pereza escribir al volver a casa, prefería vaguear, no os voy a mentir. Pero ya se ha acabado el trabajo y ya he hecho el examen de la asignatura que tenía para septiembre, así que aquí estoy de nuevo.

La entrada de hoy es más para Historias de la ciencia que para aquí, pero lo he visto hoy (por ayer) en Cosmos, de Carl Sagan, que me he sacado de la biblioteca, y me ha parecido curioso. Una entrada sencillita y rápida para ponerse a punto para el nuevo curso.

La idea de que antes del final de la Edad Media todo el mundo creía que la Tierra era redonda está muy extendida, pero no es así. Los antiguos griegos y egipcios ya sabían que la Tierra era redonda (casi redonda). La primera medición de la circunferencia de la Tierra la hizo Eratóstenes, allá por mediados del siglo III a.C. Su cálculo dio un resultado de 250.000 estadios, equivalentes a algo menos de 40.000 km. La longitud de la circunferencia que se usa ahora es de 40.008 km. El error es pequeño, pero parece aún menor cuando se conoce el método que usó.

Eratóstenes era, entre otras muchas cosas, el "director" de la Biblioteca de Alejandría. En ella encontró un pergamino que decía que en Siena, una ciudad a 800 km al sur de Alejandría, el 21 de Junio, el día del solsticio de verano (para el hemisferio Norte, de invierno para el Sur), las columnas de los templos dejaban de proyectar sombra al mediodía, y el Sol iluminaba el fondo de los pozos.

Eratóstenes, con curiosidad, decidió comprobar si pasaba lo mismo en Alejandría. Para su sorpresa, allí sí proyectaban sombra. ¿Cómo podía ser que el mismo día, al mismo tiempo, en un sitio proyectaran sombra y en otro no? Pues por la forma de la Tierra, que tenía que ser redonda. Con esta idea, y el supuesto de que los rayos de Sol llegaban paralelos a la Tierra, decidió hacer uso de la trigonometría, y midiendo la sombra que proyectaba el palo en Alejandría, llegó a la conclusión de que el ángulo que formaban Alejandría y Siena era de más o menos 7,2º, la cincuentava parte de una circunferencia. Finalmente, multiplicó la distancia entre Siena y Alejandría por cincuenta, hallando así la longitud de la circunferencia.

Cuenta la leyenda que la distancia entre las dos ciudades la consiguió pagando a unos hombres para que recorrieran la distancia entre ellas dando pasos iguales, consiguiendo así la medida, pero la verdad es que seguramente alguno de los muchos rollos presentes en la biblioteca tuviera el dato.

Es increíble cómo con un poco de ingenio se pueden hacer cosas que parecía impensables.

P.D.: Si no queréis ver Cosmos (os lo recomiendo), la historia también se encuentra en el artículo de la wikipedia de Eratóstenes.

4 comentarios:

  1. Valaingaur dijo...

    Mmm, qué curioso!

    Y ahora cómo se mide? Usando satélites?

  2. Diego dijo...

    Buu! Esto es viejo! Queremos que hables de cosas que hacen pum!

    @valaingaur: Pues como lo miden todo los físicos: usando una balanza de torsión.

  3. omalaled dijo...

    Muchas gracias por citarme, pero también lo puedes escribir tú, ¿no? :-)

    Creo que fue precisamente Eratóstenes quien, cuando vio que perdía sus facultades mentales, se dejó morir de inanición.

    Salud!

  4. Kunzahe dijo...

    @ valaingaur: Se midió en otra ocasión hace unos siglos con la distancia entre dos meridianos, pero ahora, sí, se usan satélites.

    @ diego:Ya tienes un post con lo que la gnete cree que va a hacer pum! ;)

    @ omalaled: Según pone en la wikipedia, se dejó morir de inanición al perder la vista.

Publicar un comentario

Un comentario siempre es agradecido.

Creative Commons License
Los Artículos de Físicamente escritos por Kunzahe se encuentran bajo una licencia Reconocimiento-Compartir 3.0 España de Creative Commons. Las imágenes y vídeos son propiedad de sus autores. Los comentarios son propiedad y responsabilidad de sus autores.