• Inicio
  • Sobre el autor
  • Sobre el blog
  • Índice
  • Diccionario
  • Entrada aleatoria
  • Suscribirse
31 de enero de 2010

La conspiración lunar ¡vaya timo!

El viernes fui a la presentación en la librería madrileña Aquí la ciencia del libro La conspiración lunar ¡vaya timo! de Eugenio Manuel Fernández Aguilar autor del recomendable blog Ciencia en el XXI.

Mi ejemplar...

La conspiración lunar ¡vaya timo! es el décimo libro de la colección ¡vaya timo! publicada por Laetoli en colaboración con la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico. Esta colección está dirigida por Javier Armentia, director del Planetario de Pamplona (Pamplonetario) y autor del blog Por La Boca Muere El Pez. Cada uno de los libros que la forman desmonta algunos de los mitos y creencias más arraigados en nuestra sociedad, como la astrología, el creacionismo o la parapsicología. Este en concreto desmonta la leyenda urbana de que el hombre no llegó a la Luna, sino que todo fue un montaje.

Para ello, el libro analiza 50 de los argumentos (o hipótesis, como el autor prefiere llamarlo) más usados por los partidiarios de "la conspiración", pasando por algunos con sentido, como por qué no hay imágenes de telescopios que muestren el lugar del alunizaje, y por otros realmente absurdos basados en cosas como el bigote de Michael Collins.

El libro me lo compré el día de la presentación, y el sábado por la noche ya lo había terminado. Cierto es que no es muy largo (al igual que el resto de ejemplares de la colección), pero es que si hubiera tenido el doble de páginas, lo único que habría pasado es que habría dormido menos esa noche, lo habría acabado igual. Se lee con una facilidad sorprendente, y no se hace pesado en ningún momento. De hecho, yo pretendía que me durara más, y quería dormirme pronto esa noche, pero no pude dejarlo.

Me sorprendió gratamente el hecho de que no se limita a listar las 50 hipótesis y su refutación (acompañadas de imágenes a todo color), sino que además tenemos un breves introducción a la carrera espacial, pequeñas biografías de los conspiranoicos más famosos, diez pruebas de que el hombre sí estuvo en la Luna, y una sección muy interesante en la que distintas personalidades cuentan como vivieron el momento histórico de la llegada del hombre a la Luna.

Para acabar, solo quería añadir algo que es fruto de una manía personal bastante tonta, y un pequeño fallo sin importancia que le he encontrado (que también es algo que mucha gente ni siquiera notará), ya que nada es perfecto y me gusta siempre que critico algo decir alguna cosa que me parece mejorable. La manía: me encanta el papel en el que está impreso el libro. El fallo: tal vez es un libro muy para el momento, con referencias y guiños que dentro de un tiempo no se entenderá (como la referencia a un anuncio protagonizado por Rafa Nadal que de hecho creo que ya no se emite).

En conclusión, un libro excelente y muy recomendable, y un regalo perfecto para ese alguien que todos conocemos que no cree que el hombre haya llegado a la Luna.

...firmado y todo.
20 de enero de 2010

¿Por qué NO resbalamos en el hielo?

El título del post es un poco tramposo, pues obviamente sí resbalamos en el hielo. De lo que quería hablar es de una razón que se da a veces para explicar por qué resbalamos en el hielo, y que no es cierta.

Vale, vuelvo a hacer un poco de trampa, nunca he oído esta razón aplicada a nosotros, sino a los patinadores sobre hielo, aunque realmente no me extrañaría que a alguno se le ocurriera usar esta razón para los típicos resbalones de invierno.

Tanith and Ben, por Rich Moffitt.

El agua es una sustancia muy especial. Tiene un montón de propiedades extrañas que darían para muchas entradas, pero ahora nos vamos a fijar en una, relacionada con la más famosa (que el hielo es menos denso que el agua líquida y por eso flota) que es la variación de su punto de fusión con la presión. El punto de fusión es la temperatura a la que una sustancia sólida (en este caso hielo) se derrite.

Normalmente, al fundirse una sustancia, aumenta su volumen. Entonces podemos suponer que, si impedimos ese aumento de volumen, la sustancia no se fundirá. Y así es, por eso si aumentamos la presión, a la sustancia le cuesta más fundirse, y necesitamos aumentar la temperatura para que lo haga.

Esto no ocurre así con el agua, que disminuye su volumen (por eso el agua líquida es más densa que el hielo, como ya hemos dicho). Según he visto, esto también ocurre con el hierro de fundición, cosa que desconocía. ¿Qué pasa en este caso si aumentamos la presión? pues que al hielo le viene bien para fundirse, pues ayuda a su disminución de volumen, lo que hace que necesitemos una temperatura menor para que se funda.

Resumiendo, si aplicamos presión al hielo, este se derrite a una temperatura más baja.

Esto se usa como razón por la cual los patinadores de hielo usan cuchillas. Como la presión es fuerza dividido entre superficie, a un mismo peso (fuerza), cuanto menor sea la superficie de contacto, mayor es la presión. Lo que harían los patinadores con sus cuchillas es hacer que la temperatura de fusión baje tanto, que sea la misma que la del hielo de la pista (que suele ser 7 grados bajo cero), haciendo que se derrita y creando así una capa de agua por la que se deslizan.

En teoría, esto está muy bien, pero en la práctica la cosa no funciona. Si hacemos los cálculos (usando la ecuación de Clausius-Clapeyron) vemos que para bajar la temperatura a la que se funde el hielo hasta la de la pista, necesitamos una presión equivalente a que una persona de peso normal (tomemos 75kg, que es lo que pone en los ascensores) se apoye en una superficie de aproximadamente 8,44 mm², por lo que este efecto no puede ser aplicado en los patinadores sobre hielo porque sus cuchillas tienen más superficie, y por tanto la presión es menor de la necesaria para bajar la temperatura de fusión hasta esos valores.

156 píxeles deberían ser aproximadamente 8,5 mm², según la Wikipedia.

Pero sí hay otro sitio donde podemos apreciar este efecto, los glaciares. Podéis imaginar que la presión que soporta la base de un glaciar es grandísima. El hielo de la base sí sufre este efecto, lo que hace que el glaciar se deslice sobre un colchón de agua. Y es por eso que se mueven (una de las razones).


Glaciar de Briksdal. Wikipedia.

Así que ya sabéis, si alguna vez veis a una elefante patinar, sí podéis decir que se desliza debido a este efecto. Y si Babar lo hace, ¿por qué otros no?

ACTUALIZACIÓN: No me he dado cuenta y no he dicho cual es la razón de que resbalen tanto. Es simplemente debido a la fricción de las cuchillas. La fricción produce calor que derrite una fina capa de hielo. Cuando el patinador pasa, ese agua vuelve a congelarse. Ha habido mucha discusión respecto a esto, pero los estudios parecen indicar que es el calor de la fricción el causante.
14 de enero de 2010

Las galaxias más lejanas conocidas. ¿O no?

Hace algo más de una semana saltó una noticia a los medios:

El Hubble muestra imágenes de los orígenes del universo - Público

El telescopio Hubble descubre las galaxias más antiguas que se conocen - ABC.es

La imagen más completa de la historia del Cosmos - El Mundo.es

Esta información ha salido de una conferencia que dió la American Astronomical Society, donde presento una imagen captada por la Cámara de Gran Angular 3 incorporada recientemente al Hubble. En ella se han detectado galaxias muy lejanas cuya luz fue emitida 600 millones de años después del Big Bang, es decir, hace unos 13100 millones de años. Otra manera de dar este dato es decir que las galaxias presentaban un factor de corrimiento al rojo z de aproximadamente 8. Hasta aquí la noticia.

La imagen presentada en la conferencia. Fuente

Sin embargo, si en lugar de quedarnos con las conferencias de prensa nos damos una vuelta por el arXiv, podemos encontrar dos artículos de dos grupos de investigación independientes, uno liderado por Rychard Bouwens y Garth Illingworth, de la Universidad de California [1], y otro liderado por Rogier Windhorst, de la Universidad Estatal de Arizona [2], colgados bastante tiempo antes de la conferencia, en los que vemos que hablan del posible descubrimiento de galaxias con z ~ 10, es decir, su luz fue emitida aproximadamente 450 millones de años después del Big Bang, por lo que serían las galaxias más distantes nunca detectadas. Estos resultados se han obtenido de los mismos datos del Hubble que los de las noticias.

Obviamente, extraña que esto no se mencione en la conferencia de prensa, sobre todo cuando los ponentes eran Illingworth y Windhorst. La razón es que, aunque los dos grupos están convencidos de que probablemente han encontrado estas galaxias, no se ponen de acuerdo en cuáles son esas galaxias candidatas. El de Bouwens dice que hay tres, mientras que el de Windhorst dice que han encontrado veinte (aunque luego han reducido el número a diez). El desacuerdo es aún más grave cuando las tres del primer grupo ni siquiera están incluidas en las veinte del segundo.

Según las declaraciones de Illingworth, decidieron no decir nada por "no montar un espectáculo delante de la prensa", ya que lo expuesto en su artículo es criticado en el otro; y porque piensan que es demasiado pronto para hacer públicos los resultados. Sin embargo, esto no parece tener mucho sentido cuando ambos grupos han colgado sus artículos al alcance de cualquiera, e incluso el de Bowens ha sido enviado a Nature.

Ahora mi reflexión personal (básicamente la misma que la de Charles Petit, que podemos leer en Knight Science Journalism Tracker) sobre el tratamiento en los medios de esta noticia. Como ya he dicho, si en vez de quedarse en notas de prensa y conferencias los periodistas fueran más allá, miraran páginas como el arXiv, la información sería mejor, más amplia, y más rápido. No hay nada más que ver que esta noticia ha aparecido en España hace algo más de una semana, después de la conferencia. Sin embargo, los resultados se publicaron hace ya bastante tiempo (a mediados del Septiembre pasado). ¿Por qué no miran un poco? ¿Por qué no preguntan a científicos "cómo van las cosas en su campo"? Dicen que los científicos tienen que dar a conocer su trabajo a los medios, ¿los del Barça tienen que ir detrás de los periodistas para decirles que ha ganado no sé cuántas copas?

No creo que la culpa sea tanto de los periodistas como de los periódicos. Según tengo entendido, cada vez hay menos periodistas dedicados a las secciones de ciencia (y no digamos ya periodistas científicos), por lo que es normal que la calidad de la información se resienta. Sin embargo, ahora que gente como Rupert Murdoch está hablando de volver a cobrar por la prensa en internet, usando de excusa el coste del periodismo de calidad, algo tiene que cambiar. Desde luego dudo mucho que tal y como están las cosas obtengan beneficios gracias a los artículos de ciencia, pues casi cualquier blog científico un poco reputado dispone de información más rápidamente y con mayor calidad.

Fuente principal | Not too soon to announce possible earliest galaxies know